Molestias después del parto

febrero 12, 2009  


Los cambios físicos que experimenta una mujer después de dar a luz pueden suponerle un auténtico choque. Es posible que después del parto se sienta extremadamente cansada. Además su barriga se quedará flácida y colgante. Por otro lado, sus niveles hormonales pueden causarle reacciones emocionales importantes.

molestias después del parto

Síntomas:

  • Dolores Posparto. Una vez nacido el bebé , la madre sufre unos fuertes dolores en el abdomen, provocados por la liberación de oxitocina. Esta hormona es la causante de las contracciones del parto y actúa para contraer y encoger el útero y reducir la hemorragia. Es increible, como después de dar a luz y explusar la placenta el útero se reduce en más de un 95%.
  • Hemorragias. Después del parto, la mujer sufre una pérdida formada por sangre, mucosidad y tejido procedente del útero, conocida como loquios. Será de color rojo oscuro, bastante espesa y puede contener coágulos de sangre.
  • Dolor e hinchazón. Después del parto, la zona genital sufre un fuerte hinchazón, dolor y tensión. Incluso puede que tenga algunas escoriaciones alrededor de la zona de la uretra como resultado del estiramiento, aunque se suele curar sin problemas y no suele necesitar puntos.
  • Dificultades para orinar. Después del parto es posible que no tenga ganas de orinar, aunque es muy importante que vacíe la vejiga para evitar infecciones de tracto urinario. Beber mucho líquido y moverse tan pronto como sea posible es importante para ayudar a la vejiga a que vuelva a la normalidad. Si al cabo de ocho horas del parto no ha orinado, el médico le prescribirá poner un catéter para vaciar la vejiga.
  • Defecación. Las primera evacuaciones es probable que le causen molestias, por ello es importante que tome fibra y beba líquido en abundancia para poner los intestinos en movimiento de nuevo.
  • Molestias en el pecho. Tanto si ha decidido dar de mamar a su pequeño como si no, entre dos y cuatro días después del parto sus pechos crecerán de tamaño y se pondrán más firmes debido al proceso de lactogenesis (producción de leche).
  • Deformación del cuerpo. Después del parto la mujer se encuentra con unos pechos enormes, una barriga dilatada por la retención de líquidos y una piel con bolsas debido al estiramiento en exceso de la piel. Con el tiempo, una dieta sana y unos ejercicios adecuados recuperará sin problemas la forma física que tenía antes del embarazo.
  • Cambios en la piel. Los cambios en los niveles hormonales pueden causar manchas en la piel, haciéndo que se reseque y se vuelva más sensible. Muchas de ellas desaparecerán con el tiempo, aunque es conveniente no exponerse al sol y proteger la piel con una buena crema.
  • Sudor excesivo. Es posible que debido a la eliminación de líquidos después del parto, se sude mucho más. Por ello es conveniente tomar mucho líquido para ayudar a que el proceso vaya más rápido.
  • Caída del pelo. Durante el embarazo las hormonas detienen el ritmo normal de crecimiento y caída del pelo. Por ello, despúes de dar a luz todo vuelve a la normalidad y es posible que el cabello recupere el ritmo de caida normal.
  • Dolor de espalda. Durante el embarazo, la espalda soporta bastante peso, los músculos abdominales son más débiles y la presencia de relaxina hace que los ligamentos y las articulaciones se hayan debilitado. Hacer un poco de gimnasia puede ayudarle a resolver un montón de problemas.
  • La vuelta del periodo. El periodo suele volver al cabo de cuatro o seis semanas de dar a luz, depende si está o no amamantando a su pequeño. Quizás al principio sea irregular esta cicunstancia depende de cada mujer.
  • Control de la natalidad. Si mantiene relaciones sexuales sin protección puede tener como resultado otro embarazo, ya que se empieza a ovular antes de tener el primer periodo.
| Más



Dejar un comentario