Llanto incesante del bebé nada más nacer

febrero 25, 2009  


La primera semana de nacimiento puede que su bebé llore constantemente porque no obtiene toda la leche que necesita. Durante los primeros días las madres lactantes producen calostro, que es una sustancia espesa rica en anticuerpos y nutrientes y que ayudará al bebé a protegerse de posibles infecciones. Esta sustancia será suficiente para saciar el apetito del bebé que en los primeros días sera pequeño.

llanto

Días más tarde el calostro se sustituye por la leche de verdad, que se produce en mayor cantidad para saciar al bebé con cada toma. Aunque lo cierto, es que a veces el organismo materno tarda en producir la leche y el bebé ya está preparado para tomarla, por este motivo el bebé empieza a llorar sin parar hasta que la leche empieza a fluir libremente, lo cual puede retrasarse hasta el sexto día.

Ante esta situación dejar succionar al bebé a menudo acelerará el reflejo de subida de la leche, ya que la succión produce prolactina, que es una hormona que induce la producción de la leche y además tranquiliza al bebé.

Mientras llega la subida de la leche, podemos tener la tentación de dar al bebé leche de fórmula. La principal ventaja es que calmará el apetito del bebé. La gran desventaja es que si no se pone el bebé al pecho con la debida frecuencia, la producción de leche podría verse afectada.

Una solución intermedia consiste en dar al bebé un biberón de emergencia, es decir unos 60 ml de fórmula cuando esté más desesperado y cuando esté más tranquilo dejarle para que succione el pecho. Siempre es mejor esta solución, que tener que correr al hospital con el bebé desesperadamente hambriento y apunto de deshidratarse.

| Más



Dejar un comentario