Uso del chupete para el bebé

marzo 2, 2009  


A partir de la cuarta semana de vida del bebé muchas madres se plantean el uso del chupete si éste no para de llorar. Antes de esta semana no es conveniente su uso en los bebés que maman ya que podría provocarles confusión y dificultar el agarre al pezón.

chupete_bebe

A continuación se detalla una lista de ventajas y desventajas del uso del chupete.

Ventajas

  • Es una forma rápida de calmar a un bebé que llora desconsoladamente.
  • Da un reposo a la madre que da el pecho, ya que a los peques les gusta succionar casi constantemente.
  • Succionar un chupete es mejor para los dientes que chuparse el dedo.
  • Es mas fácil desechar el chupete cuando llega el momento, que conseguir que el niño deje de chuparse el dedo.
  • Algunos estudios demuestran que los chupetes reducen el riesgo de muerte en la cuna porque no dejan que el bebé duerma profundamente. Aunque no son concluyentes.

Desventajas

  • El uso del chupete puede provocar malformaciones dentales.
  • La succión del chupete puede enmascarar el hambre, no le dé al bebé el chupete si éste no aumenta de peso debidamente.
  • Se ha demostrado que el chupete aumenta el riesgo de infecciones del oído y diarrea. Hay que esterilizarlo siempre.
  • El desarrollo del lenguaje puede verse afectado, ya que un bebé con chupete no balbucéa y los balbuceos son la base del lenguaje.
  • El bebé puede preferir el pulgar a el chupete, por ello aunque le dé el chupete para evitar que se chupe el dedo, el bebé puede escupirlo.

Errores en el uso del chupete

  • Limite el uso del chupete a los momentos en que el bebé llore y necesite calmarse para dormir. Lo ideal es quitarselo antes de que se duerma para que no tenga una dependencia grande del mismo a la hora de dormirse.
  • Compre varios chupetes y téngalos limpios.
  • Sustituya los chupetes rotos.
  • Evite atar lazos o cintas que puedan enroscarse alrededor del cuello del bebé.
  • Vigile que la succión del chupete no enmascara el hambre del bebé.
  • Intente recurrir al chupete sólo las primeras 12 semanas, cuando los bebés necesitan la succión para relajarse, después resulta difícil romper el hábito.
| Más



Dejar un comentario