La episiotomía en el parto

septiembre 3, 2009  


Se denomina episiotomía al corte que se efectúa en la abertura de la vagina para prevenir el desgarro de la misma y facilitar la salida del feto durante el parto.

Este corte hecho en el perineo (la piel entre la vagina y el ano) para agrandar la abertura vaginal y facilitar la salida de la cabeza del bebé en muchos hospitales se aplica de forma habitual. No obstante, durante las últimas décadas ha habido una reducción significativa en el porcentaje de partos de episiotomía, desde un 64% en 1980 a un 33% en 2000 y actualmente se piensa que estas intervenciones de rutina no aportan ningún beneficio.

episiotomía mujer embarazada

Con frecuencia, la habilidad y paciencia de cualquier médico cualificado distenderá la zona y permitirá que el bebé nazca con muy poco desgarro y sin episiotomía. A veces, un pequeño desgarro causa menos dolor que una episiotomía agresiva y extensa.

La episiotomía se recomienda en algunas situaciones, como por ejemplo si es necesario acortar la etapa de empujar, si hay sufrimiento fetal o si la madre padece algún problema médico, como una enfermedad cardíaca, y no puede soportar un parto largo.

También se puede practicar una episiotomía para proteger el cráneo de un bebé prematuro o proporcionar más espacio para un parto de nalgas o para un bebé muy grande. Algunas de las razones que hacen que la episiotomía sea necesaria durante el parto son: que el perineo no se haya dilatado lo suficiente durante la fase de empujar, que la cabeza del bebé sea demasiado grande, en un parto de nalgas, cuando el bebé sufre o si se debe usar fórceps.

Si el médico opina que es necesaria una episiotomía, a la paciente se le administrará un anestésico local en la zona perineal. Cuando la zona esté dormida, se hará el corte con unas tijeras cuando la cabeza del bebé esté coronando y el perineo esté tenso al máximo.

Hay dos tipos de incisión:

La mediana
, que se realiza directamente hacia atrás, hacia el recto.

La mediolateral, que se dirige hacia un costado, alejándose del recto.

Aunque la mediana es más fácil de suturar y provoca menos pérdida de sangre, existe un ligero riesgo de que se desgarre por completo hacia el recto debido a una presión excesiva. Por esa razón, es más común realizar la incisión mediolateral.

| Más



Dejar un comentario