Búscate un abogado matrimonialista para afrontar con éxito tu separación matrimonial

septiembre 29, 2009  


Hoy día son muchos los matrimonios que tras un tiempo de convivencia deciden poner fín a la relación y continuar su camino en la vida por senderos diferentes. Cuando una pareja decide separarse normalmente acaban recurriendo a las leyes establecidas para determinar todos los aspectos en los que surgen controversias derivados de la unión matrimonial.

Ante una separación se recomienda mantener una actitud tranquila y pacífica para poder llegar a un buen acuerdo en todos los puntos que afectarán a la futura relación que ambos deberán mantener en un futuro, sobretodo si hay hijos menores por el medio.

matrimonialista

Una vez tomada la decisión de separarse, la pareja deberá buscarse un abogado que les asesore sobre todos los aspectos relacionados con la separación: establecer el régimen que regirá la patria potestad que se ejercerá sobre los hijos y que normalmente deberá ser compartida salvo casos excepcionales, determinar qué progenitor ostentará la guarda y custodia del menor y quién hará uso y disfrute del domicilio conyugal, cuál será el régimen de visitas del que disfrutará el progenitor que no tiene la guarda y custodia tanto en el período escolar como en el vacacional, qué tipo de pensión se establecerá, también se deberá liquidar el régimen que rige hasta el momento el matrimonio (véase: Qué régimen económico matrimonial elegir), etc.

Una vez que los cónyuges están de acuerdo con todos los puntos citados, se deberá redactar un convenio regulador que los recoja y que firmen ambas partes y se deberá presentar en el Juzgado de Primera Instancia para que el juez dicte sentencia a partir de lo acordado.

Este proceso es rápido ya que hay buen entendimiento y como dice la sabiduría popular más vale un mal acuerdo que un buen juicio. El problema surge cuando la pareja ya ha agotado todas las vías del diálogo es entonces cuando se recurre a un juicio contencioso. Este tipo de procedimiento es más costoso en tiempo y dinero para los cónyuges, quiénes deberán comparecer ante el juez con un abogado y un procurador.

Ante una crisis matrimonial como la que se ha descrito nuestro consejo es buscar un buen abogado matrimonialista especializado en temas de divorcio y separaciones matrimoniales. Ya que ellos son expertos en realizar demandas, nulidades, desarrollar convenios reguladores, regímenes económicos, ejecuciones de sentencias, etc. Estamos seguros de que será un dinero muy bien invertido ya que le asesoraran y le acompañaran durante el proceso de forma profesional y con garantías de éxito. Los honorarios de un abogado matrimonialista varían y dependen del tipo de tramitación que realicen, un convenio regulador puede costar unos 300 €, una separación o divorcio va de los 600 € si es de común acuerdo hasta los 2.000 € si va por lo contencioso.

| Más



Dejar un comentario