Anestesia epidural, ventajas y desventajas

octubre 12, 2009  


La epidural es la técnica analgésica que más se usa desde hace tiempo y tiene como objetivo reducir el dolor del parto y la fase de explusión. Esta técnica sustituyó al parto con pentotal.

Al principio se tomaron muchas precauciones para que esta técnica no influyera en el bienestar del bebé ni modificará ni influyera de forma significativa en la evolución del parto, cosa que sí sucedía con el pentotal ya que según la dosis el bebé se dormía un poco.

A463CE

Debido a la inocuidad de la técnica y los avances en su uso, poco a poco, se ha ido aplicando a las parturientas de forma más temprana, sin ni siquiera ser necesaria una gran dilatación del cuello uterino.

Hoy día se ha comprobado que la epidural no interfiere en el proceso de dilatación del cuello uterino. También se sabe que no tiene contraindicaciones en la mujer una vez que ha dado a luz, ni repercute en los mecanismos de contracción y reducción del útero.

Actualmente, se puede decir que la técnica ha mejorado notablemente y que ya se están empezando a hacer epidurales con dósis única sin dejar el catéter puesto, avitando así las molestias que generaba, además se usan agujas más finas, para dañar menos las estructuras de la columna. También, a veces, se emplea anestesia local para evitar dar un pinchazo en la espalda.

A modo de curiosidad, señalar que muchos anestesistas se niegan a practicar este tipo de técnica si la paciente tiene un tatuaje en la zona de la espalda donde se ha de introducir la aguja, para evitar arrastrar los productos colorantes, utilizados en la zona tatuada, hacia los tejidos interiores de la columna.

Aunque la anestesia epidural es el método más utilizado a la hora de dar a luz también existen otros métodos de anestesia como es el inhalatorio, el general, etc. (véase: La anestesia durante el parto)

| Más



Dejar un comentario