¿Cómo preparar el pecho para la lactancia?

marzo 10, 2010  


lactancia materna

Durante el embarazo

Para evitar que los pechos se agrieten una vez instaurada la lactancia muchos pediatras recomiendan “curtir” los pezones mediante moderados baños de sol directamente sobre la zona.

Durante la lactancia

En este periodo de amamantamiento no hace falta ningún producto especial para el cuidado de las mamas y de los pezones. La única higiene que necesita el pecho materno es la que se realiza mediante la ducha diaria.

Si se producen grietas en el pecho y la madre decide darse algún tipo de pomada antigrietas, conviene lavar el pezón de forma enérgica con agua y jabón antes de la toma para evitar que el recién nacido note un sabor desagradable.

Es muy importante lavar los pezones con agua antes y, sobre todo, después de la tetada para evitar que los restos de leche puedan provocar grietas o infecciones en la zona. Tras el lavado conviene secar los pechos con una toalla limpia o al aire libre. No se debe abusar del jabón ni del alcohol ya que suprime el manto protector de la piel y puede contribuir a la formación de grietas.

Si se produce goteo de leche entre tomas, se recomienda usar discos de algodón empapadores entre la mama y el sujetador. Estas almohadillas deben cambiarse con frecuencia para evitar la constante humedad del pezón que podría favorecer la aparición de grietas.

| Más



Comentarios

2 Respuestas a “¿Cómo preparar el pecho para la lactancia?”
  1. Letizia Ortiz dice:

    La verdad, que las grietas son realmente dolorosas yo las he padecido y cada vez que llegaba la hora de la toma veía las estrellas. No obstante, soy de la opinión que las pomadas antigrietas para las madres que dan el pecho no sirven para nada. La mejor solución es la higiene y la saliva de tu bebé. Si te sigues poniendo a tu bebé al pecho a pequeños intervalos él poco a poco ira cicatrizando las heridas. Milagros de la vida.

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. [...] en un fácil acceso para drenar pero otras, se ubica más arriba en el recto. Los bebés en época de lactancia suelen presentar abscesos anales en forma superficial, al igual que los niños que utilizan [...]



Dejar un comentario