La lactancia materna y el cáncer de mama

abril 25, 2010  


Hoy día, ya se puede afirmar que el amamantamiento reduce las probabilidades de desarrollar un cáncer de mama tanto de la madre, como de la hija.

Las niñas alimentadas al pecho tienen una probabilidad de un 15 a un 30 por ciento menos de desarrollar cáncer de pecho, tanto antes como después de la menopausia. Por un lado, amamantar descarga en la leche los estrógenos químicos de la mama, por otro ayuda a completar el proceso de maduración de las mamas, de modo que se vuelven menos vulnerables a la radiación, a los efectos de la inhalación pasiva del humo del tabaco y a los riesgos ambientales.

Muchas academias de Pediatría de diferentes paises consideran que la lactancia materna es una estrategia inteligente y sin riesgo que ayudará a los niños a empezar con buen pie y disminuirá el riesgo de sufrir cáncer de mama en la madre.

Se recomienda amamantar a los hijos durante un período completo de doce meses, y que el bebé se alimente exclusivamente de leche materna durante sus seis primeros meses de vida. Las mujeres que cumplen estas premisas y dan de mamar a sus hijos durante un período completo de doce meses disminuyen su riesgo de un 20 a un 30 por ciento.

| Más



Comentarios

Una Respuesta a “La lactancia materna y el cáncer de mama”
  1. Mercedes Miyashiro dice:

    Información muy relevante para toda mujer en etapa de lactancia. Dado el alto índice de cáncer de mama, disminuir sus riesgos es de suma importancia..Es sabido desde mucho de los beneficios de la leche materna en la salud de los lactantes y su vida futura, saber que beneficia tambíén a la madre no es de menospreciar.

    Sugiero se imparta información de esta índole en todos los Centros de Salud Materno infantil con la frecuencia necesaria para recuperar la verdadera naturaleza del dúo madre-niño, y que se antepongan a los grandes intereses económicos que pretenden desvirtuar tan antigua sabiduría humana.

Dejar un comentario