Depresión posparto

mayo 3, 2010  


Muchas madres que acaban de dar a luz acusan un esfuerzo psicológico del embarazo y del parto importante. Además a esta situación suele sumarse lo que se denomina “crisis de responsabilidad”, que se acentúa al pensar en la vuelta al hogar y en los problemas cotidianos del día a día, acrecentados con el cuidado del nuevo hijo. Además con el alumbramiento se produce un cambio hormonal brusco en el organismo de la mujer, ya que con la expulsión de la placenta hay una caída brusca de las hormonas que este órgano producía.

La tensión emocional suele estallar entre el tercer y quinto día del puerperio y la reciente madre puede sufrir una crisis de irreprimible llanto y entrar en una especie de estado depresivo posparto. Esta situación se suele superar en poco tiempo mediante la ayuda afectiva de la familia y, si es preciso, una adecuada medicación.

Sólo una madre de cada mil, y generalmente aquellas que presentan algún antecedente de depresión, precisa atención especializada. En estos casos es aconsejable que la gestante comunique sus antecedentes depresivos al médico, para que tome medidas con el fin de evitar una recaída motivada por la tensión emocional que supone dar a luz un hijo.

| Más



Comentarios

2 Respuestas a “Depresión posparto”
  1. MUJER dice:

    La depresión postparto es mucho más común en las mujeres depresivas si tenían propensión a ello antes de estar embarazadas, de todos modos ante la depresión postparto es importante llevar una buena alimentación y sentirse acompañada por la pareja y también haberlo estado durante todo el embarazo inclusive el parto.

  2. Mercedes Miyashiro dice:

    Valiosa información a tomar en cuenta. En mi caso nunca percibí síntomas de depresión, solo quizás esa preocupacíón, por las nuevas responsabilidades ante una nueva vida.

    El que tenga causas físicas como la disminución de las hormonas es la primera vez que me doy por enterada. Opino que como cualquier cuadro leve o grande de depresión, el sentirnos acompañada por nuestros seres más allegados y sobre todo la pareja ayuda muchísimo.

    No obstante no hace mucho me enteré de que esta depresión post parto puede tener su origen en la separación de la madre y del niño en los primeros instantes de su nacimiento, pués hay algo que es inherente a la naturaleza materna, que los recién nacidos no deben ser separados de la madre ambos se necesitan mutuamente.

    En las civilizaciones antiguas, la madre recibía al niño en su pecho luego de dar a luz, y no se les separaba por ninguna razón en los primeras horas después del nacimiento. Hoy se acostumbra llevarlos a su cuna y separados de la madre, y los resultados de esta relación, se ve en nuestra civilización muchas veces muy fría en la comunicación y en los afectos.

Dejar un comentario