Autoexamen de mamas

mayo 22, 2011  


A partir de los 20 años, toda mujer tiene que comenzar a realizarse un autoexamen mamario. Los especialistas recomiendan hacerlo durante la semana después del primer día de la menstruación, cuando las mamas están menos sensibles. En caso de estar amamantando, debe realizarse el mismo día de cada mes, después de darle el pecho a tu bebé.

Dicho examen se divide en dos partes: valoración del aspecto de las mamas (inspección) y modo en que se palpan y sienten (palpación).

La inspección

-La inspección de las mamas es conveniente realizarla frente al espejo, parada o sentada, con los brazos relajados a los costados del cuerpo.

-Deberás observar tus mamas cuidadosamente, mirando si hay algún cambio en el aspecto de los pezones: puede ser desviado hacia un costado o también, que el pezón pueda haberse retraído hacia el interior de la mama (umbilicado).

-Es importante prestar atención a los cambios en la coloración de las mamas, hundimientos o abovedamientos en su superficie.

-Tendrás que observarlas desde distintos ángulos y cambiando la posición de los brazos: con las manos en los costados del cuerpo, los brazos por encima de la cabeza o las manos en las caderas, advirtiendo si hay posibles hoyitos o cambios en la piel.

La palpación

-La palpación de las mamas puede realizarse en la ducha. Esto no solamente es cómodo, sino que además, el jabón y el agua ayudan a que los dedos de las manos se muevan con mayor facilidad.

-Las mamas deben examinarse de una en una. Si comienzas con la mama derecha, deberás levantar el brazo derecho, colocar la mano derecha detrás de la cabeza y usar la mano izquierda para palpar la mama.

-Otra forma de examinarlas es deslizando los dedos con un movimiento concéntrico o espiral desde el exterior hacia el interior del círculo, acercándose gradualmente al pezón, en el sentido de las agujas del reloj.

-Se pueden aplicar distintos niveles de presión: primero leve y luego moderado. Se debe repetir el mismo procedimiento, pero colocando el brazo izquierdo detrás de la cabeza para palpar la mama izquierda.

-También se aconseja el examen acostada boca arriba en la cama. Se realiza la misma metodología que en la ducha, con un brazo levantado y realizando movimientos de espiral con la otra mano.

-Se deberá además, examinar las axilas para detectar si hay posibles bultos.

La prevención y un diagnóstico a tiempo, son las claves para la detección de posibles enfermedades como el cáncer de mama y la posibilidad de elegir un posterior tratamiento para una cura con mayor éxito.

| Más



Dejar un comentario