Movimientos del feto en el vientre materno

junio 7, 2011  


El feto en gestación empieza a entrenarse para la vida: se gira, pedalea, da volteretas, realiza toda una serie de movimientos perceptibles para la embarazada a través de su pared abdominal.

Pero el embrión comienza a moverse a partir de la novena semana, cuando aun no puede sentirlo la madre ya que el feto pesa solamente 10 gramos y su cabeza tiene el tamaño de un huevo de paloma. En el día 70, el futuro bebé habrá pasado ya un cuarto de su tiempo de desarrollo, pero antes de venir al mundo, deberá aumentar su peso 600 veces más.

Entre la semana 11 y 14 ya sabrá tragar el líquido amniótico, digerirlo y expulsarlo por el riñón; todos los órganos necesarios estarán en funcionamiento. En la semana 16, el médico podrá escuchar los latidos del corazón y algún que otro hipo. También podrá determinar si es un embarazo de un bebé, gemelos o inclusive trillizos.

Seguidamente, entre el cuarto y quinto mes, se empiezan a notar los movimientos fetales del pequeño y a su vez, advertirá si la madre acaricia su abdomen. Las mujeres delgadas y las madres que ya han tenido anteriormente un hijo, podrán percibir las actividades del feto con mayor facilidad, pudiendo indicar a sus familiares y amigos, dónde el pequeño está apoyando alguna de sus extremidades.

En torno a la vigésima semana, el feto comienza a abrir sus párpados y con sus diminutas manos puede coger el cordón umbilical. Pronto entonces comenzará a meterse el dedo en su boca y lo succionará. A partir del octavo mes, se puede visualizar algo de pelo en algunos bebés, alcanzando 2,5 cm. de longitud. Entre los 7 y 8 meses de gestación, sus ojos se encuentran bien desarrollados y puede ver la luz que atraviesa las paredes dilatadas del abdomen materno.

El feto ocupa todo el útero a partir de la 33° semana. En esta instancia, ya no podrá dar volteretas, sólo se limitará a hacer pequeños movimientos que, en la mayoría de los casos, serán los necesarios para colocarse mejor para la salida: de esta forma su cabeza se colocará en la parte inferior del útero, a la espera del momento en que finalmente conocerá el mundo exterior.

| Más



Dejar un comentario