Amamantar a un bebé adoptivo

junio 16, 2011  


Para aquellas mamás que quieran amamantar a su bebé adoptivo, deberán prever algunas consideraciones elementales. En primer lugar, deberán estimular (succión) la glándula para producir leche aproximadamente diez veces al día. Además de las mamaderas que se dan en el relactador, hay que estimularse con un sacaleches.

Para ayudar a dicho proceso, será importante ingerir dos litros de líquido por día (entre agua, jugos y leche); levadura de cerveza en comprimidos (6 por día); evitar el café, té maté y bebidas de cola.

La mayoría de las mamás adoptivas empiezan a producir a la semana de comenzar la estimulación y otras a las dos o tres semanas. Pueden llegar a alimentar a su bebé cubriendo entre el 80% y el 85% de sus necesidades.

Se recomienda colocar el bebé al pecho y agregar la sonda del relactador al final, así reconocerá la necesidad del complemento requerido. Observar si se puede prescindir del relactador por la mañana ya que es en ese horario que se produce más cantidad de leche.


Para armar el relactor se necesitará comprar una mamadera de plástico y una sonda nasogástrica K33, y proceder de la siguiente manera:

- Si la leche sale muy fuerte, anudar la sonda.

- La higienización es muy importante, ayudada por una jeringa deshechable. Pasar por la sonda una mezcla por mitades de agua y vinagre y luego enjuagar con agua solamente. Es conveniente tener una sonda de recambio ya que se deteriora con las continuas hervidas. Hervirlo todo, desarmado, durante diez minutos y guardar en heladera. Si se usa leche en polvo, colar para evitar que los grumos tapen la sonda.

– Durante el momento del amamantamiento, el biberón no debería estar más alto que la cabeza del bebé. La sonda puede estár adherida con tela adhesiva al seno de la madre, si lo desea. No necesita pasar el final del pezón, debe alcanzar las encías del pequeño en forma directa hacia el paladar. Ayudarse con el dedo, puede ser una opción para mejorar la posición.

Será una experiencia muy agradable y placentera, poder amamantar de esta manera a su pequeño, lo cual ayudará a establecer un lazo más estrecho y afectivo entre madre e hijo.

| Más



Dejar un comentario