Todo lo que hay que saber sobre el herpes genital (Primera Parte)

julio 4, 2011  


El herpes es poco frecuente encontrarlo en el recién nacido pero se trata de una enfermedad que puede resultar muy grave si el bebé la contrae. Por eso, es importante informar al médico si la madre o su pareja, tienen o consideran que pudieron haberla padecida en alguna ocasión, ya que el virus continúa latente en el organismo.

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual en adultos cuyo virus, bastante contagioso, puede producir llagas, ampollas y costras en la zona genital. En las mujeres las lesiones también pueden aparecer en el cuello del útero.

El contagio a través de la placenta es poco probable si la futura mamá padece por primera vez el herpes genital durante el embarazo y no ha tenido antes herpes genital o bucal. Un suceso tal podría causar graves defectos de nacimiento.

Una mamá que tenga una infección primaria durante el segundo o tercer trimestre de embarazo, es probable que corra más riesgo de tener un parto prematuro.

Si durante el parto, el herpes estuviera activo, la mamá podría contagiar a su bebé. Para evitar dicho riesgo, lo más conveniente será realizar una cesárea.

El bebé puede contraer el virus a través del contacto con su madre después del parto. Un 5% de los casos de herpes en recién nacidos suceden después del nacimiento.

Tomando ciertas precauciones se puede impedir el contagio:

  • Toda persona que toque al bebé deberá previamente lavarse las manos. Nadie debería tocarlo o besarlo, si posee un herpes labial.
  • Cubrir bien la erupción de cualquier parte del cuerpo para evitar el roce con el bebé. La madre deberá lavarse las manos con frecuencia ya que el virus se transmite de la mano a la boca.
  • Generalmente, no hay riesgo de amamantar al tener un episodio de herpes, siempre y cuando no existan lesiones en el pecho.
  • Se puede utilizar una máscara quirúrgica deshechable para cubrir las llagas momentáneamente del rostro.
  • Si la mamá padece un herpes labial deberá solicitar al médico que le recete medicamentos antivirales para suprimir las erupciones.
  • No cortar las uñas del bebé con los dientes.
| Más



Comentarios

Una Respuesta a “Todo lo que hay que saber sobre el herpes genital (Primera Parte)”

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. [...] – Herpes genital, causada por el virus del herpes simple, se manifiesta con la aparición de ampollas dolorosas en la zona genital. Generan picor y comezón en la región genital, nalgas y piernas. Si bien las ampollas desaparecen en 3 semanas, el virus permanece en el cuerpo, pudiendo reaparecer. [...]



Dejar un comentario