Inseminación Artificial: tratamiento.

julio 5, 2011  


Una inseminsación artificial consta de tres etapas principales:

1. Estimulación de los ovarios: se logrará a partir de la utilización de fármacos inductores de la ovulación. Consisten en su mayoría, en hormonas que promueven en los ovarios el crecimiento y maduración de los óvulos. Dicha estimulación ovárica debe ser controlada por un ginecólogo especializado en reproducción asistida a través de una monitorización ovárica quien evitará la inseminación, si un desarrollo ovular excesivo pudiera suponer un riesgo de embarazo múltiple de alto grado.
2. Capacitación espermática: en la inseminación artificial también debe realizarse un tratamiento del semen para su preparación. El mismo permitirá obtener una población numerosa de espermatozoides con buena movilidad y aislarla de los demás componentes del semen. Sirve también para eliminar las prostaglandinas, sustancias presentes en el líquido del eyaculado y que pueden producir fuertes contracciones uterinas indeseables en la mujer.

3. Inseminación de la muestra espermática: se introduce mediante un catéter o fina cánula a través del cuello de la matriz hasta hacerla llegar al interior del útero. Luego se inyectará la muestra espermática capacitada.

La inseminación intrauterina debe practicarse alrededor de las 40 horas posteriores de la inyección de la HCG, que es cuando ya se ha iniciado el proceso de liberación del óvulo.

El proceso no requiere de internación, permitiendo a la mujer proseguir con su vida cotidiana después de unas horas de reposo.
La posibilidad de embarazo con este tipo de tratamiento es del 25% (una de cada cuatro mujeres).

Una pareja no deberá realizarse una Inseminación artificial cuando:

  • No existe permeabilidad tubárica, para ello se puede realizar una prueba llamada histerosalpingografia (HSG) para poder comprobarlo previamente.
  • Luego del tratamiento seminal se recupera un número bajo de espermatozoides móviles progresivos ( menor a 3 millones). Se recomienda como alternativa, realizar una Fecundación in Vitro.
  • Riesgo de embarazo múltiple de alto grado ya que la respuesta de los ovarios a la estimulación es exagerada.
  • Una esterilidad de larga duración y ser mayor a 38 años en el caso de la mujer.
| Más



Dejar un comentario