Organizar fiestas de cumpleaños a partir de la edad de los niños

agosto 13, 2011  


Para organizar una fiesta de cumpleaños, tener en cuenta la edad de los invitados, será un punto clave para tener el éxito asegurado. Los gustos de los niños cambian año tras año, y lo más importante es poder  mantenerlos entretenidos.

De niños de 1 y 2 años

Si bien son los primeros años de cumpleaños y queremos que sea un recuerdo inolvidable, es conveniente no invitar a demasiada gente. Realizar una reunión con los más intimos será lo más indicado, en especial, amigos y parientes que tengan hijos de la misma edad. Durante esta etapa los niños aún son pequeños y necesitarán la atención constante de los padres.

Niños de 3 años

A partir de esta edad, los niños ya comienzan a tener sus propios amigos, ya sean vecinos o compañeros del jardín. De todas formas, será conveniente invitar a no más de 10 chicos y entregarles las invitaciones con antelación, aclarando bien la dirección, un teléfono con el horario de comienzo y finalización de la fiesta.

Niños de 4 años

Los niños ya pueden decidir a quiénes quieren invitar, por lo cual, sería conveniente preguntarles directamente a ellos. Mantener un número reducido de niños, entre 10 y 12, ayudará a poder manejar al grupo sin dificultad.

Niños de 5 años

A esta edad, los niños desean una fiesta más grande y pueden llegar a pedir algún animador que vieron en otra fiesta de cumpleaños. Contratar algún especialista en fiestas infantiles será una buena opción porque incluirá actividades lúdicas a la vez que ayudará a controlar al grupo si supera los 15 o 20 invitados. El tiempo de duración no debería pasar las 3 horas, los niños pueden ponerse fastidiosos ya que suelen cansarse rápido.

Claves para una fiesta exitosa:

  • Planificar todo con suficiente anticipación y confirmar que la fecha elegida no coincida con otros cumpleaños o eventos.
  • Preparar las invitaciones y entregarlas 1 semana mínimo antes de la fiesta.
  • Elegir y comprar la decoración: globos, piñata, guirnaldas, premios, sorpresas, etc.
  • Organizar la comida para los niños y los adultos.
  • Preparar algunos juegos en caso de no contratar animador.
  • Si los niños son muy pequeños, pedir la colaboración de algún familiar o amigo para poder cuidarlos mejor.
  • Definir cuáles serán los lugares destinados a la fiesta y cuáles no para evitar que los pequeños correteen por todos lados y termine toda la casa desordenada o sucia.
  • Las mascotas tendrán que encerrarse en alguna parte, aun siendo tranquilas, para evitar que los pequeños se asusten o se lastimen jugando.
  • Indicar cuando llegan los invitados, el lugar del baño, así podrán acudir cuando deseen y evitar posibles accidentes.
  • En lo posible, solicitar a los padres el número de teléfono por cualquier inconveniente que pudiera ocurrir.
  • Recordar entregar algún souvenir con golosinas y regalitos, cada vez que un invitado se retira.
| Más



Dejar un comentario