Cómo cambiar la ropa al bebé

agosto 21, 2011  


Vestir a un bebé, y en especial a un recién nacido, es una tarea que deberá realizarse con total cuidado para que pueda ser rápidamente aceptada por el pequeño sin mayores inconvenientes. Muchos bebés sufren estrés en el momento de ser manipulados al colocarles la ropa y pueden mostrarse inquietos y quejosos cuando se encuentran con el torso desnudo, también pueden padecer el mismo estrés al realizar la higiene diaria del bebé.

Por ello, es importante tener algunas cuestiones presentes para evitar que el pequeño no se sienta amenazado y pueda tomar esta actividad de todos los días con total normalidad.

Antes que nada, habrá que controlar la temperatura del ambiente ya que los bebés aún no regulan su temperatura corporal y pueden enfriarse al desvertirlos. Lo ideal es mantener una temperatura de alrededor de los 25°. Tampoco es bueno el exceso de calor, pues causará también incomodidad.

Consideraciones puntuales:

  • La muda: es conveniente tener todo listo y a mano para realizar la muda lo más rápido posible. Deberá elegirse la ropa antes de comenzar a desvestir al pequeño.
  • La superficie: deberá ser firme, evitando superficies frías o duras. Lo ideal es utilizar una colchoneta o un cambiador. Utilizar un toallón o una manta en un caso imprevisto, para acomodar mejor al pequeño.
  • La posición: el bebé deberá estar acostado boca arriba sobre la superficie y con observación constante. No se deberá dejar solo en ningún momento.
  • Los movimientos: habrá que dar vuelta al pequeño con suavidad pero con seguridad, teniendo en cuenta en los recién nacidos, que aun no sostienen su cabeza. Evitar sacudirlo para colocarle la ropa.
  • El rostro: a los bebés no les gusta que se les cubra la cara. Por eso, es conveniente estirar el cuello de la prenda y colocar una mano mientras se sujeta con la otra la cabeza.
  • La ropa: La ropita elegida para su bebé deberá ser holgada, preferentemente prendas suaves de algodón para evitar irritaciones o alergias. Elegir mudas que se abran por delante, evitando las que tienen cadenas, cintas o suelten pelo. Elegir las cinturas elásticas y evitar las cremalleras. Cortar en lo posible, las etiquetas y evitar los tejidos sintéticos.
| Más



Dejar un comentario