Cómo elegir una alimentación saludable para la merienda

agosto 27, 2011  


La merienda es una de las cinco comidas necesarias en toda alimentación de los niños. A su vez, es la primera que mencionan cuando llegan del colegio y debe ser organizada para que sea lo más nutritiva posible y logre recuperar a los pequeños de todas las actividades que han realizado.

Lo recomendable es distribuir la alimentación en cinco comidas diarias, los nutrientes de las mismas estarán repartidos en torno al 20% entre el desayuno y el almuerzo, el 40% en la comida principal, un 15% en la merienda y un 25% en la cena. Repartidos de forma más frecuente y en pequeñas cantidades, estaremos ayudando a mantener un nivel de energía óptimo en el cuerpo del pequeño, evitando a su vez, la bajada de glucosa durante la jornada.

Lo ideal es dejar pasar al menos 3 horas entre la comida y la merienda para que no interfiera en la digestión de la misma. Luego debería dejarse pasar 3 horas más antes de recibir la cena. Por ejemplo, si el pequeño come a las 14 horas, deberá merendar a las 17hs. Para luego cenar entre las 20 y 21hs.

Es frecuente que, por falta de tiempo, los padres terminen dando a los pequeños meriendas que significan aportes altos en grasas o azúcares. El exceso de galletas, panes, embutidos, etc., puede resultar perjudicial en el tiempo.

Los nutricionistas recomiendan elegir meriendas compuestas por cereales, lácteos y frutas. Para ello, habrá que ir alternando las combinaciones durante la semana para que sea más atractiva para ellos y a la vez, que no signifique un gran aporte calórico.

La merienda también debe significar para los pequeños, un momento de alimentación saludable. Es por esta razón que realizar una combinación de bocadillos de queso con fruta el lunes y un bol con cereales y frutos secos junto a un yogur el día del martes, puede ser mucho más nutritivo e interesante que un tarro de galletitas con un vaso de leche todos los días.

También se puede optar por combinar un sandwich de jamón y queso con un yogur y una pera o un bocadillo de chocolate con un vaso de leche. Lo importante es agregar fruta o lácteos con la porción sólida que se elija.

Los niños aprenden sus hábitos todos los días, por lo cual, acostumbrarlos a alimentarse bien desde sus primeros años, ayudará a que cuando sean adultos, continúen conservando dichas costumbres.

| Más



Comentarios

2 Respuestas a “Cómo elegir una alimentación saludable para la merienda”

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. [...] La anorexia infantil: tratamiento y conducta Publicado el 15 de enero de 2012 por equipo@olebebe var addthis_product = 'wpp-261'; var addthis_config = {"data_track_clickback":true}; El tratamiento para niños que padecen de anorexia estará supeditado a la indicación y continuo seguimiento de un especialista en anorexia infantil como también por la reeducación de los hábitos alimentarios. [...]

  2. [...] La anorexia infantil: tratamiento y conducta Publicado el 15 de enero de 2012 por equipo@olebebe var addthis_product = 'wpp-261'; var addthis_config = {"data_track_clickback":true}; El tratamiento para niños que padecen de anorexia estará supeditado a la indicación y continuo seguimiento de un especialista en anorexia infantil como también por la reeducación de los hábitos alimentarios. [...]



Dejar un comentario