El stress en los niños al comienzo de las clases

septiembre 24, 2011  


Estudios recientes han demostrado que los niños sufren de estrés y ansiedad al comienzo de las clases. La presencia de hidrocortisona aumenta inclusive en los 4 – 6 meses previos a concurrir al colegio y disminuye una vez que los pequeños se han podido adaptar al mismo.

Lo más llamativo resultó ser el largo tiempo que los niños llevan sienténdose nerviosos antes que inicien su etapa escolar, lo que indicaría que comienzan a sentir preocupación mucho antes de los esperado. Aparentemente este nerviosismo estaría vinculado con la preocupación que los mismos padres tienen y los miedos que sienten respecto al bienestar de sus hijos en el colegio y sobre su futuro, cuestión que estarían trasladando a sus pequeños sin darse cuenta.

De todas formas, el síntoma de estrés ante la novedad escolar es normal y es considerado favorable para el niño en tanto propicia el desarrollo de sus habilidades para adaptarse a nuevas situaciones.

Las informaciones arrojadas por los investigadores demostraron que la adaptación al colegio dependía mucho del tipo de personalidad que poseía el niño. Los pequeños más extrovertidos manifestaron un grado de aislamiento social a lo largo de los primeros seis meses; comportamiento que se vincula totalmente al aumento de cortisol en sangre. Después del período de adaptación, los niños recuperarían su nivel normal.

Aquellos niños que son más extrovertidos, suelen generar más niveles de cortisol que aquellos que son más tímidos. Epocas anteriores se creía que altos niveles de cortisol en el cuerpo reducía la capacidad del sistema inmunológico en el  organismo, propiciando a que los pequeños sufrieran enfermedades comunes tales como la gripe.

 Sin embargo, nuevos estudios arrojan resultados opuestos: los niños con niveles más altos de esta sustancia en el cuerpo tienen menor tendencia a contraer resfriados y pueden recuperarse más rápido si pescan uno.

Respecto a la capacidad académica, los resultados no muestran relación alguna entre los niveles de cortisol en la sangre y el rendimiento escolar de los niños, ni al inicio de clases ni durante los meses subsiguientes.

| Más



Dejar un comentario