Formas de recuperar el cuerpo después de la maternidad: la liposucción

septiembre 30, 2011  


La liposucción es una técnica de cirugía plástica que logra quitar el excedente de grasa en diversas partes del cuerpo. Muchas mujeres después de pasar por varios embarazos notan que en las caderas, el abdomen o en los muslos tienen un poco de grasa acumulada y no pueden quitarla realizando ejercicios y manteniendo una dieta.

Este tipo de cirugía está indicada para personas que están dentro de su peso normal, no es una intervención para combatir la obesidad. En ella se quita hasta un 10% del peso en litros del paciente, no más. Es importante recordar que esta cirugía no mejora la flacidez ni combate la celulitis.

Se podrá realizar una lipoescultura si se desea, que utiliza la grasa extraida y se coloca en otra zona a través de una lipoinyección, modificando así el contorno y la forma corporal. Es común observar algunas mujeres por ejemplo, que realizan la liposucción en muslos y abdomen, y la combinan con una lipoinyección en los glúteos.

La liposucción se realiza bajo anestesia local aunque si la cirugía abarca varias zonas del cuerpo deberá ser general. En primer lugar se marcan las zonas a extraer la grasa para luego introducir, una vez que la anetesia fue aplicada, una cánula de liposucción que es una especie de tubito delgado conectado a una máquina que es la que se encarga de succionar. Puede además utilizarse ultrasonido para que la grasa sea aspirada con mayor facilidad. Las marcas que pueden quedar son mínimas, de unos 3mm como máximo de largo.

El tiempo de duración de la cirugía es de entre 1 y 2 horas, según cada caso. Después de las 24 horas posteriores a la intervención, el paciente ya puede reincorporarse a sus tareas normales. De todas formas deberá utilizar una faja las primeras semanas para evitar esfuerzos físicos. Puede que sienta dolores y molestias al moverse, pero es normal.

Con respecto a posibles complicaciones, en algunos casos se ha notado la presencia de infecciones, acumulación o pérdida excesiva de líquidos, cierta asimetría o pequeñas irregularidades que pueden corregirse, como también pérdida en la sensibilidad de la piel.  Después de 2 meses de transcurrida la cirugía se podrán valorar los resultados definitivos, aunque después del sexto mes se podrán ver los resultados finales.

| Más



Dejar un comentario