Composición de los chupetes: la Tetina (Primera Parte)

octubre 30, 2011  


Uno de los primeros elementos que va a utilizar el bebé recién nacido, sin dudas, será el chupete. En el mercado, existen una gran variedad de chupetes que se diferencian por su formato, tamaño, tetina, color, flexibilidad o rigidez de su material. De todas formas, para poder elegir el más adecuado para nuestro pequeño, habrá que tener en cuenta que todo chupete tiene 4 partes bien diferenciadas: la tetina, el escudo, el añillo y el obturador. Algunos de ellos también presentan un capuchón.

La tetina

Existen 2 tipos de materiales, las tetinas de silicona y las tetinas de látex. A su vez, presentan formatos redondeados, anatómicos y simétricos, con talles diferentes, que permiten adaptarse mejor al tamaño del paladar del pequeño.

*Tetina de silicona

Características: son indeformables, insípidas e inodoras. Son recomendadas hasta los 4 y 6 meses, cuando el bebé comienza con la dentición. Habrá que revisarla frecuentemente a partir de los 6 meses ya que los pequeños pueden llegar a desgarrarlas por morderlas o masticarlas. El chupete no debería ser utilizado durante largos períodos en la boca del bebé, sino tenerlo como un recurso de uso espaciado y eventual.

*Tetina de Látex

Características: se agrandan con el uso, tienen olor y un sabor característico (tener especial cuidado con aquellos que traen aromatizantes no permitidos). También deberán ser revisadas con frecuencia y suelen desgastarse más rápidamente que las de siliconas, aunque tienen la ventaja de ser más resistentes a las mordeduras, raramente desgarrables. Por estos motivos, son las más sugeridas para bebés a partir de los 4-6 meses.

*Tetina redonda

Fueron fabricadas con el criterio de asemejarse al pezón materno. Son las que aparecieron primero en el mercado y continúan teniendo la preferencia de muchas mamás y bebés. Siempre es recomendable comenzar por el tamaño más pequeño.

*Tetina anatómica

Fueron fabricadas con el criterio de adaptarse mejor al paladar del bebé y evitar posibles defomaciones. Si el pequeño utiliza mucho tiempo el chupete, debería optar por este formato. El único inconveniente que presenta es que el niño puede darle la vuelta con su lengua, quedando hacia abajo la tetina. Los padres deberán estar más atentos si eligen este tipo de chupete para que su uso sea el correcto.

-Tetina simétrica

Fueron fabricadas más recientemente para superar el problema del paladar y la tetina. Posee mejor adaptación al paladar, aunque no tanto como lo anatómica; pero si se da vuelta, no producirá un efecto negativo ya que la tetina es simétrica.

Es importante también tener en cuenta al momento de elegir el chupete, el largo de la tetina: las normas internacionales exigen que la misma no supere los 30 mm de longitud, desde la base del escudo hasta el extremo de la tetina.

| Más



Dejar un comentario