Consejos para padres de hijos únicos

noviembre 27, 2011  


Algunos padres de hijos únicos tienen dudas respecto a cómo deben educarlos o tratarlos para que crezcan sanos e inteligentes. Estudios recientes han demostrado que ser hijo único no los diferencia de pequeños que tienen hermanos para desarrollarse normalmente. De todas formas, es importante observar cuáles son nuestras actitudes como padres hacia ellos, ya que existen muchos mitos al respecto.

La siguiente es una lista que puede servir como guía para no caer en errores frecuentes que cometemos los papás, cuando educamos a nuestro pequeño de una manera especial o distinta creyendo que con ello le estamos haciendo un bien.

  • Evitar ser demasiado absorbente, sobreprotector o posesivo con el niño.
  • Aceptar que elija a partir de sus deseos o inclinaciones.
  • Respetar sus defectos y fallos.
  • Valorar sus logros sin elogiarlo por demás.
  • Brindarle afecto en todo momento.
  • Siempre que sea necesario, retarlo o darle una penitencia sin sentir culpa.
  • Evitar su soledad fomentando las relaciones con otros niños.

  • Buscar actividades lúdicas y deportivas para que pueda interactuar y compartir experiencias con otros niños de la misma edad.
  • Evitar que el pequeño esté siempre rodeado de adultos.
  • Ayudarlo a que solucione sus problemas, pero no resolverle todos.
  • Evitar el control en demasía.
  • Permitir que el niño invite a sus amigos a la casa al igual que él pueda ir a casas ajenas.
  • Ayudarlo a que tome sus propias decisiones y sea libre para elegir sus cosas.
  • Permitir que el niño viva su infancia, recordando siempre que es un ser en evolución y crecimiento.
  • El padre representa una figura importante en todo pequeño, ya que es el que ayudará a que el niño no se apegue demasiado a la madre.

La educación y el afecto deben ser brindados desde la razón y no desde la culpa o el miedo. Todo padre debe saber que esta situación de unicidad, no modifica en nada respecto al desarrollo psicofísico del pequeño. Los hijos únicos crecerán con las mismas aptitudes y capacidades que otros hijos que tienen hermanos, siempre y cuando sean los padres los que no cometan el error de mantener un trato diferencial.

| Más



Dejar un comentario