Lo que no puede faltar en el árbol de Navidad

diciembre 19, 2011  


Todos los años cuando se aproxima la Navidad, la familia se reúne para montar el árbol navideño. Muchas veces, los adornos se rompen, se pierden o simplemente se gastan por el uso. Reponer estos objetos decorativos, puede realizarse al azar pero también con una finalidad.

Para atraer la buena suerte al año venidero, podemos agregar algunos objetos decorativos al árbol de Navidad que, además de adorno, servirán como símbolos de buenos augurios y prosperidad para el año que se aproxima.

Para evocar la suerte se debe colocar:

En la punta del árbol

Generalmente se coloca un cometa que remite a la famosa estrella que sirvió de guía a los Reyes Magos para encontrar el pesebre de Jesús. Según ciertas investigaciones, el suceso fue real: aparentemente pasó una supernova o una conjunción de planetas alrededor del año 7 aC., fecha que parece ser el verdadero año que nació Jesucristo.

Entre las ramas del árbol

Para atraer buenas energías: 7 campanitas

Para el trabajo: 1 espiga

Para la salud: 1 ajo macho

Para abrir los caminos: 1 llave

Para la protección del hogar: 1 casita

Para la abundancia: 1 bolsita de arroz

Para la energía vital: 1 sol

Para la buena guía: 1 estrella

Para los buenos vínculos familiares: 1 paquetito de regalo

Para el amor: 1 corazón

Para la pareja: 2 anillos unidos

Para la protección de la familia: 1 angelito por cada integrante

Para la fortuna: 3 monedas chinas entrelazadas con un hilo rojo

Además se puede agregar un papelito con las intenciones de cada integrante de la familia y un duende de Navidad al pie del árbol para que la suerte acompañe durante el año que comienza. Armar el árbol navideño de esta forma puede resultar muy divertido y a la vez representar un amuleto de la suerte donde todos los sueños y las esperanzas de la familia reposarán en sus coloridas y luminosas ramas.

 

 

 

| Más



Comentarios

Una Respuesta a “Lo que no puede faltar en el árbol de Navidad”

Trackbacks

Check out what others are saying about this post...
  1. [...] La historia de los Reyes Magos se remonta a la época de Jesucristo cuando, después del nacimiento del niño Jesús, recibe junto a María y José, la visita de unos magos que venían desde el lejano oriente guiados por una señal en el cielo: “la estrella mágica”. [...]



Dejar un comentario