La violencia familiar: un problema que nos involucra a todos

enero 18, 2012  


La violencia familiar es un flagelo que toda sociedad debería cuestionarse y exigir a los entes gubernamentales que  brinden mayor información, apuntando a la reeducación social, con el objetivo de poder reducir este problema al mínimo. Lamentablemente, en la actualidad, encontramos innumerables vínculos en los cuales se manifiesta la violencia: puede ser entre cónyuges, hacia los niños, los ancianos, las mujeres, los hombres, los discapacitados, los enfermos, etc.

La violencia familiar no discrimina género, clase social, cultura o edad: se da en todos los ámbitos familiares sin distinción, y se manifiesta tanto en forma física como psíquica. En la mayoría de los casos, es resultado del abuso de un adulto que posee más poder sobre otro de menor poder. La relación de abuso incluye tanto el daño físico como el daño psicológico ocasionado a otro miembro de la familia.

Para establecer que estamos frente a un caso de violencia familiar, es necesario que la situación de abuso se presente de un modo permanente, periódico o crónico. El daño puede ser por acción u omisión y se da en un contexto de desequilibrio de poder. Generalmente, estas familias tienen una organización jerárquica rígida, en la cual sus miembros no pueden actuar por sus propios medios, debiendo responder al sistema familiar que se les impone.

En casos extremos de violencia, las víctimas pueden presentar debilitamiento de sus defensas físicas y psicológicas, poniendo en riesgo su salud. Inclusive muchas de ellas pueden caer en el padecimiento de enfermedades psicosomáticas o depresión.

Por otra parte, los niños pueden mostrar bajo rendimiento escolar, trastornos de la personalidad, dificultades para vincularse con otros pares y problemas graves de autoestima. Los adultos pueden experimentar bajo rendimiento laboral, problemas emocionales o aislamiento social.

Aquellas personas que fueron criadas dentro de un contexto de violencia, son más propensas a reproducir el modelo en su nueva familia; es por ello que estar bien asesorado y acudir a una ayuda profesional es muy importante a la hora de abordar estas cuestiones tan delicadas.

| Más



Dejar un comentario