Infertilidad en la mujer y en el hombre: la anovulación y las causas post-testiculares

febrero 13, 2012  


La anovulación hace referencia a la situación en la cual, el óvulo no logra ser expulsado por el ovario, ya sea porque no ha logrado formarse o no ha logrado alcanzar la madurez necesaria. Alrededor de un 35% de mujeres sufren de este problema en algún período de su etapa reproductiva. Las razones de este problema pueden deberse a una disfunción endocrina o a un mal desarrollo de los ovarios. La retirada del ciclo menstrual es la más frecuente y ocurre generalmente por situaciones de estrés, aumento o disminución en el peso corporal, exceso de ejercicio, etc.

Una forma de detectar la anovulación es registrar la temperatura basal corporal y compararla con la temperatura a mitad del ciclo: si no se nota un aumento de la misma, es probable que no se esté produciendo la ovulación. Por otra parte, la falta de moco del cuello del útero puede estar indicando la ausencia de ovulación.

Los tratamientos para recuperar la ovulación varían desde el uso de píldoras hasta intervenciones quirúrgicas. El mismo dependerá de cada caso en particular; generalmente los ginecólogos comienzan con el método más simple y  continuan con otros más complejos hasta lograr una ovulación exitosa.

En los hombres, alrededor de un 6% de la infertilidad masculina proviene de causas post-testiculares. Que pueden deberse a problemas de obstrucción que se producen en los conductos por donde los espermatozoides son llevados hasta las vesículas seminales para unirse al líquido seminal y dar lugar al semen. Las obstrucciones pueden deberse a diversas causas, entre las más frecuentes encontramos malformaciones congénitas, infecciones, traumatismos o cirugías.

Algunos ejemplos serían los desórdenes en la movilidad de los espermas (el síndrome de Kartagener), genera que la cola de los espermatozoides muestren casi una nula movilidad; la disfunción del epididimo después de la reversión de la vasectomía, provocando que no se complete la maduración de los espermas y no se active su movilidad; anticuerpos generados por infecciones que al romper la barrera hemato-testicular, afectaron la función y disminuyeron la capacidad de fertilizar.

El tratamiento requerirá de un estudio previo del semen para evaluar la calidad del mismo y la indicación del especialista será definida a partir de cada caso en particular.

| Más



Dejar un comentario