El segundo embarazo: diferencias y similitudes con el primero

febrero 19, 2012  


Si bien las mujeres que ya han experimentado un primer embarazo cuentan con mayor experiencia, la espera de un segundo bebé se diferencia bastante del primero. La ventaja de haber vivido previamente un embarazo, produce mayor seguridad en las mujeres, pudiendo sentirse más relajadas para disfrutar del nuevo embarazo.

A su vez, el cuerpo se encuentra mejor preparado para repetir la misma experiencia. Los cambios físicos se observarán con mayor velocidad que en el primer embarazo. La mamá también ya conoce lo que el pequeño puede producir en su vientre y se siente más preparada de antemano.

Muchas mujeres padecerán de náuseas durante la segunda gestación y deberán tener la suficiente paciencia para no desesperarse. Por otra parte, aquellos dolores producidos por las malas posturas podrán atenuarse, prestando mayor cuidado en la forma de sentarse y acostarse, con el objetivo de poder prevenir dolores musculares y de articulaciones.

Generalmente, los inconvenientes en un segundo embarazo disminuyen. Los tejidos del cuerpo están mejor preparados, se encuentran más elásticos y el embarazo se notará más rápidamente que el primero. La experiencia de dilatación ya vivida, ayudará a que el útero se encuentre más flexible, acortando los tiempos de alumbramiento.

El cuerpo humano tiene recuerdo inclusive sobre los cambios hormonales; esto significa que traerá consecuencias positivas durante el segundo trabajo de parto.

En cuanto a la parte emocional, la mayoría de las mujeres logran perder los miedos y los fantasmas vinculados al embarazo y el parto. Es por ello que un segundo embarazo, puede ser vivido de una forma más tranquila y feliz.

Pese a la seguridad que la futura mamá posee por la experiencia previa, siempre es conveniente mantener los mismos cuidados y conductas de salud que durante el primer embarazo. La misma importancia a la alimentación, el ejercicio, el control médico, el descanso y las clases de parto, etc., deberán ser tenidos en cuenta.

Por otra parte, aquellas mujeres que han sufrido problemas de diabetes durante el primer embarazo, presentan mayores riesgos de sufrir esas condiciones en el segundo embarazo, por lo cual, será necesario mantener un control médico periódico.

| Más



Dejar un comentario