Existe un reloj biológico en los hombres

julio 17, 2012  


Hasta hace pocos años, se creía que los problemas de potencial reproductivo causados por la edad, eran exclusivamente padecidos por las mujeres. La finitud en la edad de procreación vinculada únicamente al género femenino es un mito: los varones también tienen riesgos de anomalías y, con el trascurrir del tiempo, la calidad de sus espermas  se ven afectados.

Si bien existe una diferencia clara  respecto a la capacidad de procrear entre hombres y mujeres y es claramente conocido que es la mujer la que se encuentra imposibilitada a tener hijos a partir de cierta edad, los hombres, aunque no tengan limitado  su potencial reproductivo a causa del paso de los años, con la edad no hay garantía de  que  la calidad de sus espermas sea óptima.

En la actualidad ha surgido el concepto de “edad paterna avanzada” y tiene íntima relación con la teoría de que la cantidad de mutaciones espontáneas en el esperma aumenta de forma notable a medida que los varones envejecen. Es lógico entender que si todo el cuerpo envejece, también es un proceso que experimentarán las células de los espermas.

El reloj biológico de las mujeres se detiene por completo a partir de la menopausia; en cambio en los hombres, el reloj biológico de edad avanzada (mayores de 50 años) puede describirse como algo que corre de forma lenta y va perdiendo el tiempo.

Por otra parte, los hombres mayores de 50 años tienen mayor probabilidad de tener hijos con ciertas enfermedades como autismo, síndrome de Down, neurofibromatosis, síndrome de Apert, defectos en las extremidades, síndrome de Marfan, entre otros.

Si bien la fertilidad en el hombre no se ve condicionada por la edad, es importante entender que no es lo mismo un esperma que proviene de un organismo joven que uno que proviene de un cuerpo que ha comenzado a envejecer; y aunque la capacidad de concebir de forma tan determinante como en el caso de las mujeres no se produce, en el caso de los hombres la andropausia  efectivamente existe.

 

| Más



Dejar un comentario