Receta Infantil: Bizcochuelo Ángel con conserva de manzana

diciembre 4, 2012  


Los niños adoran todo tipo de bizcochuelos, en especial, aquellos que son clásicos y que se pueden disfrutar en cualquier momento del día.

Ingredientes necesarios

10 claras de huevo

Cremor tártaro: 1 cucharadita

Extracto de vainilla: 1 cucharadita

Extracto de almendras ½ cucharadita

Azúcar 250gr.

Harina de trigo cernida: 125gr.

 

Cómo prepararlo

1)    Calentar el horno a 180ºC. En un bol grande, batir las claras de huevo hasta que esponjen. Añadir el cremor tártaro, los extractos de vainilla y de almendras, y seguir batiendo hasta que la mezcla esté firme pero no seca.

2)    Agregar el azúcar, 1 cucharada a la vez, sin dejar de batir; la mezcla debe estar brillante y a punto nieve.

3)    Con una cuchara de metal, incorporar la harina con movimientos envolventes, mezclando bien sin romper las claras levantadas.

4)    Poner la mezcla en un molde corona de 23 cm., sin engrasar. Hornear en la rejilla inferior del horno durante 45 minutos o hasta que la parte superior esté dorada y se sienta seca.

5)    Para enfriar el bizcochuelo, dejarlo en el molde y voltearlo apoyando el centro del molde sobre un tarro para que el pastel no tenga apoyo y pueda expandirse. Dejarlo enfriar durante 1 hora 30 minutos.

6)    Para sacar el bizcochuelo del molde, pasar un cuchillo a su alrededor y voltearlo sobre una fuente. Servir en porciones acompañadas con diferentes salsas de chocolate,  mermeladas o jaleas a gusto.

Conserva de manzana

200gr. de manzanas

75gr. de arándanos frescos

100ml de jugo de naranja

100gr. de azúcar

Elaboración: Pelar, descorazonar y picar las manzanas en cubitos. Ponerlas con los demás ingredientes en una cacerola y esperar a que hiervan y baje la llama. Cocinar a fuego lento, moviendo con frecuencia durante alrededor de 15 minutos o hasta notar que la conserva está espesa. Enfriar a temperatura ambiente alrededor de 30 minutos antes de servir.

Tips de cocina:

Las yemas sobrantes pueden utilizarse para enriquecer omelettes, huevos revueltos o pan de huevo para los niños.

También se pueden utilizar claras congeladas de otras recetas, en las que se emplearon sólo las yemas; dejándolas descongelar durante 1 hora antes de usarlas (no descongelar en un horno de microondas).

 

| Más



Dejar un comentario